Fin de semana en las montañas de Hidalgo

7 julio, 2020


A poco menos de 2 horas desde la Ciudad de México se encuentra un destino poco conocido pero fascinante del centro del país. El estado de Hidalgo tiene una basta riqueza natural, un gran acervo histórico y cultura fascinante. Su gastronomía incluye platillos famosos como la barbacoa y los pastes dulces o salados y sus sitios más conocidos van desde impresionantes haciendas hasta enigmáticos bosques que te encantarán para disfrutar del fin de semana.

Campo de Cempasuchil y Terciopelo, Carretera México-Pachuca, Hidalgo
Campo de Cempasuchil y Terciopelo, Carretera México-Pachuca, Hidalgo

Nuestra primera parada es el Sitio Arqueológico de Tula. Mundialmente conocido por sus impresionantes esculturas conocidas como atlantes, este lugar comenzó a ser poblado en la época en la que Teotihuacán dejaba de ser la ciudad más importante de Mesoamérica. Algunos especialistas refieren que en este sitio tuvo origen el mito de Quetzalcóatl quien pudo haber gobernado la ciudad y después fue desterrado para así iniciar su peregrinaje hacia el oriente. La leyenda dice que esto sucedió después de haber sido tentado a emborracharse con pulque por el dios de la oscuridad, Tezcatlipoca.

Sitio Arqueológico de Tula, Hidalgo
Sitio Arqueológico de Tula, Hidalgo

El sitio arqueológico tiene un jardín botánico en su entrada donde se pueden apreciar varias especies endémicas de la zona que son en su mayoría cactáceas y plantas de clima árido. Entre los edificios más notables podrás ver el Palacio Quemado, un temazcal y juegos de pelota. Sin duda lo más significativo son los atlantes, cuatro esculturas antropomorfas erigidas en roca basáltica de cuatro y medio metros de altura cada una. La función que tenían era la de sostener el techo del palacio en cuya cima se erigen, aunque hoy en día nos sirven para dar un vistazo del armamento y estética de la cultura Tolteca en su época de esplendor. Además de estas esculturas ahí hay elementos que conectan esta ciudad que sin duda tuvo influencia hasta los asentamientos mayas de Chichen Itzá y Uxmal.

Edificio B, Sitio Arqueológico de Tula, Hidalgo
Edificio B, Sitio Arqueológico de Tula, Hidalgo

Siguiendo el camino llegamos a la llamada “Bella Airosa”, la ciudad capital del estado, Pachuca. Se le conoce de esta manera porque a lo largo de todo el año es atravesada por los vientos que cruzan el Eje Neovolcánico donde se localiza. Pachuca comenzó su crecimiento como ciudad minera en el siglo XVI y vio su auge en la explotación de oro y plata durante el periodo colonial. Vale la pena visitar su centro histórico que como en otros sitios del país es vistoso y aún conserva edificaciones del pasado como el edificio de las Cajas Reales y el Palacio de Gobierno.

Reloj Monumental de Pachuca, Hidalgo

Continuando el viaje a media hora de la capital se encuentra el pintoresco pueblo de Mineral del Monte. Heredero de la tradición minera este asentamiento fue habitado por inmigrantes ingleses quienes entre otras cosas dejaron como herencia el futbol, incluso se cree que este fue el primer lugar en México donde se practicó. Además, trajeron con ellos un platillo tradicional inglés, el llamado paste (pasty en inglés). Una empanada que típicamente se rellena de carne o papa y que los mexicanos diversificamos con ingredientes locales. Hoy en día puede ser de sabores tan variados como arroz con leche o el llamado hawaiano de jamón con piña y queso. Este platillo era sumamente práctico de comerse ya que al sujetarse solo por la orilla de masa trenzada, los mineros sólo consumían su parte rellena y así no tenían que lavar sus manos ni ensuciar sus alimentos. 

Kiosco en el centro de Real del Monte, Hidalgo
Kiosco en el centro de Real del Monte, Hidalgo

Además de la hospitalidad de sus habitantes y su gastronomía Real del Monte, como también se le conoce, es un pueblo muy pintoresco. Sus techos rojos y fachadas blancas son un hermoso paisaje que se dibuja en la ladera de la montaña. Puedes visitar todo el pueblo en un camioncito turístico que te llevará al Panteón con sus curiosas leyendas y a las minas que franquean la comunidad.

Pastes tradicionales en Real del Monte, Hidalgo

Por otro lado, si te gustan las caminatas en medio del bosque o las actividades de aventura puedes dirigirte al Parque Nacional El Chico, un bosque que parece salido de un cuento de hadas. Este hermoso lugar tiene senderos, riachuelos y lagos además de formaciones rocosas aptas para practicar escalada y rappel. Si así lo deseas puedes acampar en uno de los sitios señalados y que cuentan con todos los servicios o bien rentar una cabaña y disfrutar un fin de semana romántico. Un dato curioso de este bosque es que podrás visitar el Museo de los Duendes y quizás llevarte una de estas criaturas a casa, sólo ten precaución porque se dice que son muy traviesos.

Parque Nacional del Chico, Hidalgo
Parque Nacional del Chico, Hidalgo

Otro sitio muy conocido de Hidalgo es sin duda Huasca de Ocampo, hogar de los Prismas Basálticos. Estas formaciones rocosas son producto del flujo de lava rápidamente enfriada por el cauce frío de agua proveniente del Río San Antonio. Estas formaciones han sido erosionadas por el agua y tienen alrededor de 2.5 millones de años. En el parque podrás encontrar varias actividades como tirolesa y un puente colgante. Si caminas hacia abajo de la cañada podrás visitar la antigua Hacienda de Santa María Regla que hoy en día alberga un hotel y que en su tiempo perteneció al famoso Conde de Regla, Don Pedro Romero de Terreros. Además, aquí se puede disfrutar de la Cañada de la Rosa y se puede visitar el Bosque de las Truchas que también está cerca.

Prismas Basálticos en Huasca de Ocampo, Hidalgo
Prismas Basálticos en Huasca de Ocampo, Hidalgo

Para finalizar la aventura a 2 horas de la ciudad de Pachuca llegarás a las Grutas de Tolantongo. Este lugar ha ganado fama recientemente por las hermosas fotos que se pueden hacer en sus pozas. Este sitio que es administrado por la gente local tiene seguridad y amenidades para acampar además de modestos hoteles y lugares de comida que incluyen delicias típicas como quesadillas, garnachas y barbacoa en fines de semana. Su asombroso paisaje se originó de la acumulación de sales arrastradas por el cauce del Río Tolantongo que además es un cuerpo de agua termal lo que hará de tu visita una experiencia relajante y agradable.

Grutas de Tolantongo, Hidalgo

Hidalgo es un lugar con muchos sitios ocultos en la sierra esperando ser descubiertos. Elige el sitio ideal para tu fin de semana o contacta a nuestros expertos para planear una experiencia inolvidable.