Travesía por los aromas del café en Chiapas

22 febrero, 2019

Viajar es sin duda uno de los grandes placeres de la vida, pero ninguna travesía puede ser más interesante que la que se hace por pasión, la mía: una buena taza de café mexicano.

Este gusto me orilló a querer conocer la tierra en donde se cosecha uno de los mejores cafés del país, Chiapas. Este estado es sumamente privilegiado por su variedad de climas, flora y fauna, así como por sus raíces Mayas, tradiciones, música y folklore. Habiendo visitado ya la tradicional ruta de San Cristóbal de las Casas hacia Palenque, me aventuré a una zona de la que poco se habla y a la que probablemente de no haber tenido el gran gusto por el café, jamás hubiera llegado.

La aventura inició en Tapachula que, pese al intenso calor y alta humedad, bien vale conocer por su alegre y bullicioso centro, con fuentes y un bello quiosco que te invitan adentrarte a la historia de esta importante ciudad fronteriza. Este fue el punto inicial para conocer una parte del exuberante sureste mexicano, con su tradición del cacao, gran elixir de los dioses, y de la gran habilidad artesanal que comparte con el país vecino, Guatemala.

Elixir de los dioses.

Al día siguiente de nuestra llegada, iniciamos la interesante travesía, nuestro transporte privado nos llevó por un camino quebrado, a tierras más altas, en el que se puede disfrutar ampliamente de las diferentes tonalidades del verde propio de zonas húmedas. A diferencia del centro de Tapachula, percibimos menos gente en los poblados que pasamos durante las dos horas de camino a una de las Fincas cafetaleras más hermosas de la región. Los últimos 20 minutos del recorrido nos enfrentamos con un terreno extremadamente escarpado, que definitivamente no es apto para cualquier vehículo, por lo que agradecimos enormemente la pericia de nuestro guía. En el tramo final, el paisaje y clima cambiaron drásticamente, dando paso a una flora propia del de la zona que es fresca y con un poco de neblina.  Los responsables del hotel nos recibieron sonrientes con una taza de café en el único restaurante de la Finca, con una vista que sin duda te deja sin palabras ya que se puede apreciar la inmensidad de las montañas en unión con las nubes.

«A media cuadra del cielo…»

Finca Hamburgo tiene como lema estar «a media cuadra del cielo» y sin duda lo cumple. Con unas bellas y muy privadas cabañas de madera ofrece vistas impactantes que relajan a cualquier citadino en busca de paz y tranquilidad. Esta región cuenta con un clima fresco que puede llegar a ser frío, dependiendo de la época en la que se visite, pero no se debe olvidar el traje de baño, ya que el lugar cuenta con una pequeña alberca climatizada en el área del spa, en la que bien vale la pena echarse un chapuzón para después disfrutar de un reparador masaje.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una de las cosas que llaman mucho la atención en #FincaHamburgo son los hermosos atardeceres. Ven y disfruta de las mejores vistas #AMediaCuadraDelCielo.😍

Una publicación compartida por Finca Hamburgo (@finca_hamburgo) el

Es importante mencionar que la señal de celular es inexistente, no hay televisiones y el WI-FI no llega de manera regular a todas las cabañas, por lo que hospedarse ahí tiene la finalidad de unir al ser humano con la naturaleza, dejando a un lado la tecnología, para poder disfrutar el contacto consigo mismo y su entorno.

La finca no solo ofrece hospedaje de excelente calidad, lo importante y valioso es su gran tradición cafetalera que se remonta a 1888, cuando el entonces presidente de México, Don Porfirio Díaz, invitó a varios extranjeros a poblar la zona alta del Soconusco para desarrollar los cafetales. Toda esta historia, así como las primeras maquinarias que se utilizaban en sus inicios se pueden admirar en el museo de sitio. También se puede hacer un recorrido por el proceso de beneficio del café, así como aprender de la importancia económica de esta industria tanto para Chiapas como para Guatemala.

Al día siguiente, después de disfrutar el magnífico amanecer desde la terraza de la cabaña y de una caminata energizante, nuestro transporte nos llevó al siguiente destino: Finca Argovia, localizada a 1 hora, aproximadamente. Al llegar nos encontramos con un ambiente totalmente diferente. El hotel se encuentra discretamente ubicado en medio de la selva, con una vegetación abundante; la temperatura y la humedad eran considerablemente más altas que en la finca anterior.

Esta propiedad se caracteriza por haber diversificado sus actividades, además de cosechar un café de excelente calidad, se han dedicado a hacerlo de una manera ecológica preservando la vegetación original y buscando una simbiosis entre el café, el suelo, la comunidad y la vegetación locales. También se dedica al cultivo de flores tropicales, lombricomposta tiene producción de cardamomo y comercializa miel, mermelada, vainilla y una variedad de salsas miel, mermelada, vainilla y salsas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Pool time, tiempo de alberca! @argoviafincaresort @jgiesemann @cooltourachiapas @tesorosdemexicooficial @tastemade #naturelovers #chiapas #chiapasionate #rutadelcafe #hotelboutique #tesorodemexico #adventuretravel #travelgram #instatravel #coffee #coffeelover #mexico #hotelesboutiquedemexico #argoviafincaresort #permaculture #holistic #sostenible #sustainablefashion #sustainability #birdsofinstagram #smithsonian #organic #flowers #yoga

Una publicación compartida por ArgoviaFincaResort (@argoviafincaresort) el


Los expertos cafetaleros nos llevaron en un tour muy completo por las instalaciones; desde las diferentes opciones de hospedaje para parejas, familias pequeñas y grandes. También realizamos un recorrido sobre el beneficio del café donde nos explicaron de los diferentes cultivos de flores tropicales para finalmente visitar un mirador dónde se realizan desayunos románticos con la mejor vista a las montañas. El lugar también cuenta con un spa, temazcal y un restaurante que brindan a los visitantes una tranquilidad absoluta. Por supuesto, el café que preparan es espectacular, particularmente el preparado en frío, extraordinario para calmar el calor de un día de verano.

Ambas fincas dan al visitante la posibilidad de conocer el proceso del café desde un punto de vista tradicional y ecológico. Las instalaciones de hospedaje y el cálido servicio de ambos lugares son impecables y los más importante, se respira una maravillosa tranquilidad. Aún con una diferencia de temperatura y vegetación, lo cual las hace opuestas, ambas se complementan maravillosamente.

Si buscas un viaje único para desconectarte y a la vez reencontrarte con la naturaleza, Malva Travel te sugiere visitar esta hermosa región chiapaneca. Contáctanos y te daremos la más detallada asesoría para que disfrutes de una gran estancia en el paraíso del café en Chiapas.

Tip: No te pierdas la oportunidad de disfrutar un masaje con la maravillosa vista de las montañas desde la cabina especialmente acondicionada en Finca Hamburgo. Por último, es obligado el comprar café en ambos sitios para llevar a casa, este producto de alta calidad no es sencillo de encontrar en cualquier sitio.